Fedra Publicado por www.relatoseroticos.es em 08/01/2016 em Hétero: geral

"De visita en la hacienda de unos amigos, nuestro protagonista se siente a sus anchas y muy bien cuidado por todos. Y sobre todo por una muchachita con la que inicia un juego amoroso. Pero al ser virgen, por delante, solo la toma por su trasero..."

Conto adicionado a favoritos
Autor adicionado a favoritos
Conto já adicionado a favoritos
Autor já adicionado a favoritos
Conto salvo para leitura posterior
O conto já estava em sua lista para leitura posterior
Este conto foi publicado originalmente em relatoseroticos.es pelo autor anónimo. E foi traduzido automaticamente usando a tecnologia de traductor.es, pode conter erros de ortografia, erros gramaticais ou palavras não traduzidas do texto original.

Después de más de 7 meses .... de "receso obligado" por considerarlo "conveniente" ... hago mi "reaparición" luego de haber "variado" mi comportamiento sexual ... recuerden que Ada esa "madura" ninfómana que me condujo al borde de la "indignidad" .... ( leer "Trabajo bajo .... pero socorrido" ) .... ahora en mi nueva "etapa sexual" me permito remitirles, ( los más "importantes" para mí ), acontecimientos que me han sucedido y que han variado mi afición por la "jamonas" .

El 11 de Febrero del 2,000 decidí viajar a Arequipa, deseaba cambiar de ambiente, me alojé en casa de Pedro mi gran amigo y compañero de la UNI , su casa situada en Tingo en la hermosa Alameda del pintoresco Balneario . Llegué y Pedro me presentó a su madre doña Felícita mujer muy simpática y hospitalaria como me lo demostró durante mi estadía en su casa, luego a su padre don Agapito un señor muy serio, poco comunicativo pero muy amable y a su hermana Lucía hermosa criatura de 16 años, muy alegre, de facciones lindas, un cuerpo perfecto que me impresionó de inmediato; eran todos los miembros de la familia de Pedro .

Doña Felícita llamó a Carmen la empleada de servicio, una típica cholita puneña, muy graciosa que tendría 18 años, fue comisionada a instalarme en un dormitorio adyacente al de Pedro, ambos en la planta baja, muy amplio y cómodo; una vez instalado Carmen me dijo : joven Memo cuando necesite cualquier cosa no vacile en llamarme que estoy para atenderlo . Luego llegó Pedro y me dijo vamos para que conozcas la casa, me paseó por la planta alta y luego bajamos me llevó a la cocina y me presentó a Leticia la cocinera, mujer de unos 60 años, muy gorda pero bonachona, me preguntó qué me gustaría comer para prepararlo y que degustase la riquísima cocina arequipeña .

Luego Pedro me invitó a pasear conocer el Balneario de Tingo y degustar los famosos Anticuchos y picarones, me presentó a su amigo Miguel que era el "soltero" más codiciado del lugar, no sólo por su dinero si no por sus atributos personales y su fama de conquistador .... luego Pedro invitó a Miguel a almorzar, regresamos a casa ..... Lucía había invitado a su amiga Fedra, una niña de 17 años, muy hermosa, de facciones muy finas, ojos almendrados color acero, 1.70 m. de estatura, senos turgentes con pezones que resaltaban su sexy figura, cintura de avispa, caderas amplias que conformaban un hermoso culo respingado, piernas preciosas muy bien torneadas, al caminar realizaba un contoneo de concurso, capaz de excitar al más frígido de los mortales .

Durante el riquísimo almuerzo, inicié una serie de comentarios referentes a la belleza natural de Tingo, pude apreciar la belleza de Fedra y Lucia y la sencillez rayana en la "inocencia" de ambas, Miguel nos participó para asistir a un baile que se realizaba esa misma noche con fines benéficos en un Club de la urbanización Hunter, quedando todos en asistir.

En el Club encontramos un ambiente muy alegre y festivo, muchas jóvenes muy hermosas, Miguel nos presentó a una serie de amigos y amigas, Pedro se encontró con Rosa su ex enamorada, nos ubicamos en una mesa en un lugar semi oscuro, Miguel y Lucia, Pedro y Rosa, Fedra y yo en ese orden, formando de esa manera parejas de baile, pedimos las consabidas cervezas de rigor, iniciamos los brindis, luego bailamos, la orquesta tocaba ritmos tropicales, Fedra bailaba divino, empezaron los boleros y bailamos muy pegaditos, me animé a enamorarla siendo correspondido, me animé a besarle la oreja, sentí que Fedra gemía y suspiraba, mi príapo se puso erecto, rozándole su monte venusiano.

Fedra pegó un respingo, se soltó de mis brazos me miró lujuriosamente y luego se pegó a mi cuerpo iniciando un acompasado y delicioso "punteo" que me produjo una increíble y abundante eyaculación, que me obligó ir al baño a limpiarme para no delatar mi estado, continuamos bailando y empezamos a besarnos con la mayor naturalidad, propia de enamorados .... terminada la fiesta llevamos a Fedra a su casa, quedé en vernos al día siguiente, luego llevamos a Rosa, Nos dirigimos a casa y Pedro se despidió, .... estando en casa me despedí, fui a acostarme, me puse a pensar en Fedra, me había enamorado, cosa rara en mí, pero estaba sucediéndome .

Me desperté a las 9 am al oír la voz de Pedro que me animaba ir a bañarnos a la piscina, luego del agradable baño, regresamos a la casa, Leticia nos había preparado adobo de chancho, riquísimo, tomamos un suculento desayuno, acompañados por doña Felícita y Lucía, don Agapito ya se había ido a trabajar a su fundo que tenía en Tiabaya .

Pedro me llevó en su camioneta a conocer la ciudad de Arequipa, muy hermosa, luego fuimos por Rosa y la animamos a ir a los baños termales de Yura, Rosa aceptó hicimos que llamara Fedra para animarla y lo consiguió, fuimos por Fedra, estaba más bella que el día anterior, nos dirigimos Yura, en el bar del Albergue tomamos un aperitivo, luego fuimos a las pozas, el baño fue muy agradable y revitalizador, almorzamos en una picantería del pueblo, luego retornamos a Arequipa, fuimos al cine, iniciada la película, empezó el besuqueo normal de enamorados, Fedra estaba muy excitada, pero sentía respeto por ella, no me atrevía a más, en eso noté la mano de Fedra sobre mi príapo, me quedé estático, empezó a tocarme sobre el pantalón el príapo que lo tenía próximo a la eyaculación, me bajó la cremallera sacó mi erecta pinga, Fedra jadeaba, me mordía los labios, entonces me animé a meterle la mano en la entrepierna, ella abrió las piernas para facilitar mi accionar, la humedad de su calzón certificaba la arrechura de esa niña de apariencia tan inocente y inicié la masturbación de su clítoris, Fedra se puso muy tensa, empezaba un largo orgasmo, mientras me masturbaba con una maestría insospechable, aproveché para introducirle un dedo en su ano, ella inmediatamente inició un movimiento circular sobre mi mano, le introduje otro dedo, luego el tercero, Fedra seguía orgasmeando, se puso de costado dándome la espalda, traté de metérselo en el coño, me dijo por ahí no, todavía estoy virgen, mételo en mi culo ....

Sorprendido por la actitud de Fedra se lo empuje de un sólo viaje, sentí el más caliente esfínter, los movimientos de ajuste y afloje más rápidos que me era difícil de imaginar en esa aún joven mujer y eyaculé considerable cantidad de semen como hacía mucho tiempo no realizaba .... dejé a un lado mis resquemores y le propuse salir del cine para ir a un lugar más íntimo, Fedra aceptó, nos despedimos de Pedro y Rosa, tomé un taxi le pedí al chofer nos llevase a un motel discreto ..... en el Hostal al que nos llevó el chofer ..... entramos al cuarto sin mediar palabra alguna, nos desnudamos desesperadamente y se lo volví a empujar por el culo .... Fedra gemía, jadeaba, se convulsionaba pero no decía palabra alguna, mientras la culeaba le masturbaba el clítoris, ella se abría los labios mayores con ambas manos para facilitar mi accionar, dominaba el "aprieta y afloja" que hacía con su esfínter .... me hizo sentir un "exquisito" placer que hasta ese entonces no había sentido con otras mujeres ..... me corrí en tal cantidad que mi semen se rebasaba del hermoso culo de mi ya adorada Fedra .... la pinga se me puso flácida, se la saqué .... comenzamos a besarnos y nos juramos amor ..... me sentía muy feliz .... pero no comprendía qué me sucedía .... por momentos sentía una incomprensible ira .... así sería estar enamorado .... eran "celos" lo que me afectaba .... sólo tenía una enfermiza "curiosidad" que sobrepasaba cualquier límite .... no pude evitar preguntarle a esa bella mujer que ya la consideraba "únicamente" mía .... ¿ Fedra cómo aprendiste a culear tan exquisitamente ? .... ¿ dime quién te enseñó ? .... Fedra me miró "desafiante" y me dijo : ....

(CONTINUARA )

Avaliações

Só usuários podem votar 1.0 de 1 Avaliações

Comentários 1

Sobre este conto

Visualizações 851
Avaliação 1.0 (1 votos )
Comentários1
Favorito de0 Membros
Contador de palavras: 1626
Tempo estimado de leitura: 8 minutos

Afiliados